Noticias.

Y el premio es para... Juan Carlos Quezadas García

23 Abril 2019 69

Ver su obra en la estantería o en las manos del lector, para el escritor significa la cúspide de todo un trabajo detrás: borradores, ensayos, correcciones, exigencias y una labor extra para que el manuscrito haya visto la luz.

Es por eso que muchos escritores hacen de las convocatorias y concursos sus mejores aliados; en ellos logran sobreponerse a decenas o cientos de participantes para dejar en claro la calidad de su trabajo. Tal es el caso de Juan Carlos Quezadas García, ganador del Premio Nacional de Literatura para Jóvenes FeNaL-Norma 2019.

 

Donde nadie oye mi voz fue el texto ganador de la onceava edición del premio y el cual será presentado durante la especial edición 30 de la Feria Nacional del Libro de León.

 

Se trata de una obra “tremendamente humana” con personajes “bien perfilados y entrañables, un manejo destacable del lenguaje, la atmósfera y la estructura”, refiere el jurado calificador que esta vez estuvo conformado por Sergio Andricaín y Ricardo Chávez Castañeda, autores y especialistas en literatura infantil y juvenil, así como por Lorenza Estandía, editora y representante de Norma Ediciones.

 

El manuscrito sitúa al lector en la ciudad de Budapest, Hungría, y narra la historia de un vampiro que adopta a un adolescente huérfano. Conforme pasa el tiempo, el vampiro se da cuenta que en algún punto tendrá que enfrentar la muerte del ser al que crió, mientras él está atrapado en la eternidad.

 

Un ejemplo de la riqueza de los personajes de esta novela se puede apreciar en Polina Kaffka, novia del adolescente y quien se dedica a robar las cámaras fotográficas de los turistas para después venderlas en mercados de segunda mano, no sin antes conocer el contenido fotográfico y publicar las mejores instantáneas en su cuenta de Instagram @polinakaffka. Por cierto, esta cuenta está activa en dicha red social y es alimentada con fotos del autor.

 

“Otra de las ideas que tengo, ya a partir de que la novela va a ser publicada, es subir a Instagram pedazos de la vida de esta joven, para que la novela no solamente se quede en las páginas del libro, sino que los lectores puedan ir a otra plataforma a seguir viendo qué es lo que sucede en este universo”.

 

Asimismo, Juan Carlos señala que este libro es especial y muy personal porque de una forma ‘disfrazada’ cuenta la historia que él vivió con una mascota a la que adoptó cuando era pequeña y a la que hace un par de años vio morir.

 

“Es un poco lo que me pasó a mí con mi perro al que adopté cuando era chiquito, cuando tenía seis semanas. Todo era felicidad al principio, pero fueron pasando los años y él, que era lo más cercano a lo que yo tendré, que es un hijo, veía cómo iba envejeciendo y esto me iba causando un conflicto porque lo había visto de bebé, digamos, y ahora lo iba a ver morir. Entonces me sirvió mucho esta novela para ir sacando ese dolor y al mismo tiempo esas cosas bonitas que tiene la vejez y la muerte”, mencionó.


Aunque no es la primera vez que el escritor Juan Carlos Quezadas vendrá a la Fenal, sí representa una ocasión especial pues será reconocido como el ganador de la onceava edición del premio y podrá presentar su texto ante los lectores leoneses y de la región del Bajío.

 

El literato menciona que justo este tipo de convocatorias son las que impulsan a los escritores para que puedan ver impreso el trabajo de tantas horas; por ello pide se le dé continuidad a este tipo de programas.

 

“Son muy importantes porque ayudan a sacar escritores jóvenes, a veces primerizos y también autores como yo, que ya tenemos alguna experiencia y que de algún modo sabemos que por medio de estos premios nuestros libros van a poder llegar a un mayor número de lectores (...) De verdad es la única manera en la que nosotros podemos sobrevivir, a base de concursos, de premios, de este tipo de esfuerzos, porque si no pues no podríamos dedicarnos a literatura y tendríamos que hacer otra cosa”.

 

Conoce más de él

 

Juan Carlos Quezadas García.

Ciudad de México, 1970.

Estudió en la Escuela de Escritores de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM).

Lector ávido, escritor en potencia, apasionado del fútbol y de correr bajo el rayo del sol o la lluvia.

Ha publicado más de 20 libros y desde 2015 es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

En 2014, ganó el Premio Internacional Norma de Literatura Infantil y Juvenil, con la novela Oki, tripulante de terremotos.

En 2008 y 2012, obtuvo el Premio Barco de Vapor de Ediciones SM y en 2010 fue galardonado con el Premio Bellas Artes de Cuento Infantil Juan de la Cabada.

Por Silvia Palacios

DEJA UN COMENTARIO